Hemos llegado a Málaga

A la una y media de hoy, viernes 19 de junio de 2009, hemos vuelto todos los miembros de la expedición Casiquiare. Jorge Lobo se quedó en Madrid y los demás expedicionarios hemos llegado con tres horas de retraso, ya que perdimos el avión que debía traernos desde Madrid a Málaga. Hemos llegado cansados pero en razonables condiciones.

Durante toda la expedición hemos estado incomunicados. La anterior entrada la colocó en mi nombre nuestro querido colaborador Juan Noguera, en una de las difíciles conexiones a Internet que se consiguen en Puerto Ayacucho, mientras nosotros subíamos dificultosamente por el río Guainía rumbo a Maroa. En el camino hemos superado denegaciones de permisos, retrasos en las salidas de las embarcaciones, lluvias torreciales, calores tropicales, fríos increíbles allá donde hubiera aire acondicionado, caídas, lesiones, picaduras de mosquitos, puri-puris, chivacoas, termitas, hormigas, espinas, hambre, incertidumbres, la caída de la noche en plena navegación teniendo que dormir en una churuata indígena, peligros de mineros ilegales, guerrilleros y malandros (como allí los llaman), la incomunicación, el extravío de un pasaporte en la zona más interna de la selva y hasta la caída de un puente debido a las lluvias y que dejó a Puerto Ayacucho incomunicado por tierra con el resto del país. Pero hemos podido trabajar con seis comunidades indígenas, hacer todo el recorrido previsto dentro del tiempo programado, atravesar el maravilloso canal Casiquiare de parte a parte, desde el Orinoco al Amazonas, viendo ademán innumerables oatzines, toninas (delfines fluviales), perros de agua (nutrias gigantes), monos saltando entre los árboles y hasta un perezoso. Creo que, para todos, ésta ha sido una experiencia que nos ha enriquecido y nos ha hecho crecer, en la extrema maravilla y en la extrema adversidad.

El blog está concebido como diario y así se irá escribiendo en las próximas fechas, si bien se hará con retraso debido a la imposibilidad que ha habido para comunicar en tiempo real. Pero creo que la divulgación de este diario de la expedición servirá de acta de lo que aquí ha ocurrido, o al menos de aquello que puede divulgarse.

4 comentarios para “Hemos llegado a Málaga”

  • David Real Ríos:

    lo he leido xD

  • Nereida:

    Es increíble todo lo que habéis tenido que pasar pero me alegro de que todo haya acabado bien. Lo que más me ha gustado es el paréntesis de (nutrias gigantes)

  • Pablo:

    Sanos y salvos!! nos vemos el lunes por la facu,no? estoy ansioso de que me conteis cosas!!

  • Alba:

    Pues sí, el viaje ha sido duro pero personalmente para mí ha sido increíble. La inmensidad de la Amazonía te hace sentir viva. Y el grupo tan bueno que hemos formado te hace sentir arropada y querida en todo momento. Claro está, he echado mucho de menos a los antiguos expedicionarios Román, Matías y Joseba; chicos, no había día que no os mencionásemos. Y también echamos de menos al resto de amigos y familiares que se quedaron aquí y que habrían venido con los ojos cerrados, ¿verdad invertebrados? Abrazos a todos.

Deja un comentario